En Navidades, nada de menú especial para las personas con diabetes. «Lo importante es no ser diferentes»,

Sino «participar del menú familiar» con moderación.

Especialistas aconsejan a los diabéticos participar con moderación en el menú festivo


En Navidades, nada de menú especial para las personas con diabetes. «Lo importante es no ser diferentes», remarca la enfermera y educadora en esa enfermedad Pilar Isla, que recomienda «participar del menú familiar» con moderación. Esta cautela se extiende al alcohol -conviene evitar las bebidas dulces-, pero se puede tomar un vasito de vino y a los dulces, capítulo donde cabe «un pedacito de turrón normal» después de las comidas, aunque no son necesarios los turrones especiales, que no tienen azúcar añadida, pero sí grasas e hidratos de carbono.
El presidente de la Federación de Diabéticos Españoles (FEDE), Ángel Cabrera, añade otra advertencia: «Nos creemos que por ser para diabéticos, podemos abusar, con el riesgo consiguiente». Y se suma a la sugerencia de consumir con moderación los «productos normales, que tienen mejor precio, más sabor y más calidad». En cuanto a la población diabética infantil, el médico de familia Jorge Navarro recuerda que en su raíz hay un problema de obesidad no controlado y comparte la idea de que en navidades deben «comportarse como el resto de la familia», con la misma cautela «adaptada a los niños».
Información todo el año
Sin embargo, añade el experto, lo fundamental es que la información sea constante, «no subrayar las navidades, sino hacerlo también antes y después».
De ahí la publicación de la guía «Tengo diabetes tipo 2. ¿Qué puedo hacer?», que ya está disponible en la página de Internet de la FEDE (www.fedesp.es) y que en su versión impresa llegará en enero a las asociaciones de diabéticos y a algunos centros de salud.
Su contenido, como explica el médico de familia José Javier Mediavilla, ha sido elaborado por profesionales sanitarios y pacientes y se resume en 115 respuestas a «preguntas muy cotidianas y preocupaciones del día a día».
A pesar de que la padecen el 85-90% de los tres millones de personas con diabetes en España, la del tipo 2 sigue siendo la gran desconocida. Y eso explica que, como señala el experto, en períodos festivos como el navideño aumente el número de pacientes que acuden a la consulta médica para plantear sus dudas sobre el menú -marisco, cordero, cava, turrón, dulces- que se avecina.
«Los pacientes quieren saber», coincide Cabrera, que insiste en la necesidad de que «pierdan el miedo y hablen con su médico» para conocer mejor su enfermedad.

http://www.larioja.com

1 comentarios:

Yedra y Yago dijo...

Yo tengo una niña celíaca, y cuando se lo diagnoticaron por fin, lo pasé fatal. Pero decidí que no sería una niña diferente. De momento lo llevamos muy bien. Come lo mismo que todos los demás. A veces se le sirve aparte claro, pero come como todos! Eso, para mi es un triunfo.
Feliz Año
Yedra

Related Posts with Thumbnails