Dieta para Embarazadas

No se trata de comer por dos sino de comer bien. Y aunque siempre buscamos (y encontramos) excusas para no poder llevar una correcta alimentación, el embarazo es el mejor momento para cumplir con los buenos propósitos.

El doctor Ignacio Ferrando, director de Programas Médicos de Sanitas, considera que la clave para llevar un perfecto embarazo es hacer una dieta lo más equilibrada posible. Según él, la ganancia de peso en un embarazo no debe superar los 13 kilos, pero tampoco hay que obsesionarse con ello porque no es el mejor momento para perder peso, a no ser que el médico lo indique.

La ingestión de calorías recomendada se sitúa en torno a las 2.000 hasta los tres últimos meses de embarazo. Estos son sus consejos dietéticos:

  • Tomar suplementos de ácido fólico desde el mismo momento en el que empecemos a pensar en tener descendencia
  • 70% de nuestra dieta debe constituirlo el pan, los cereales y las patatas. Mejor integrales
  • Al menos 5 raciones diarias de frutas y verduras
  • 2 a 3 porciones al día de proteínas: carne, pescado, huevos, nueces o legumbres
  • 2 a 3 porciones de productos lácteos en versión desnatada

También afirma que lo que sí se debe ingerir por dos son los nutrientes y no las calorías. En concreto el habla de:
calcio (fundamental para el desarrollo de los dientes y de los huesos del bebé), hierro (para la formación de glóbulos rojos en la sangre) y ácidos grasos esenciales Omega 3 (importantes para el cerebro y el desarrollo del sistema nervioso del bebé).

Él recomienda aumentar la ingesta de algunas vitaminas como la vitamina C para absorber el hierro, la D para absorber el calcio y la vitamina B12 para tener una sangre sana.

Sin embargo, él no meciona yodo cuando actualmente existe una campaña entre Unicef y algunos departamentos de Sanidad para que lo tomen tomen las mujeres antes y duante el embarazao para prevenir el retraso mental de recién nacido.

Por supuesto, todos esos nutrientes se pueden obtener de la alimentación fresca o con suplementos naturales como levadura de cerveza, germen de trigo y otros, en vez de tomar complejos vitamínicos químicos, pero esto dependerá mucho de cada embarazada (estilo de vida, dieta habitual, conocimientos) y su médico. Cada maestrillo tiene su librillo.

Personalmente recomiendo comprarnos un buen libro de alimentación en el embarazo en el que aparezcan ejemplos de desayunos, comidas y cenas y que nos ofrezca muchas sugerencias.

Lo importante es que nos tomemos muy, muy en serio la alimentación en este momento, al fin y al cabo nos embarazamos muy pocas veces en toda la vida.

Nunca el esfuerzo y la responsabilidad van a merecer tanto la pena como ahora.


http://blogdietas.blogspot.com

1 comentarios:

David Hernandez dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Related Posts with Thumbnails