Cocinar para diabéticos es igual que cocinar para tí.

hemc 26 - comida para diabéticos

Éste es un mensaje para tí, que quieres participar en el HEMC 26 con una receta apta para diabéticos.

Como tú, los diabéticos quieren comer bien, sin sacrificios. Como tú, quieren cuidar la línea. Como tú, quieren comer sano. Como tú, quieren comida imaginativa, preparada con cariño. Como tú, creen que alimentarse es un acto de gozo, no de sometimiento.

La única diferencia es que tú comes sano si quieres y cuando quieres. Los diabéticos tenemos que comer sano siempre. Ésta es una guía aproximada.

  • Muchas verduras, frutas y legumbres
  • Tubérculos, en moderación.
  • Harinas, sólo integrales y en cantidad moderada
  • Pocas grasas animales. Muy pocas. Mejor pescado y pollo que carnes rojas
  • Grasas vegetales de buena calidad
  • Poca azúcar. Nunca sola. Algo, tal vez, como componente de otros alimentos, pero poco o mejor nada
  • Raciones pequeñas

Los tres mandamientos del diabético explicados

El cuidado de los diabéticos tiene tres patas. Si falla una, la mesa se cae.

  1. Hacer ejercicio. El ejercicio hace que los músculos usen más glucosa.
  2. Controlar el peso. Las células grasas son el enemigo. No es cosa de estética, sino de salud
  3. Cuidar los niveles de glucosa. La glucosa entra por la boca, no sólo como azúcar. Todos los carbohidratos tarde o temprano se convierten en glucosa.

El primer mandamiento no tiene que ver con la comida. Los otros dos sí.

Controlar el peso puede ser para usted un acto de vanidad. Para el diabético, es un acto de supervivencia. Por favor, que su receta no engorde. Eso es un requisito básico

El tercer mandamiento se cumple con dieta y con medicinas, cuando se necesitan. Lo de las medicinas, es cosa de los médicos. Lo de la comida es responsabilidad del diabético y de su familia, y aquí es donde la imaginación y la sabiduría de tus recetas contribuirán a que los diabéticos puedan comer como la gente. No se imaginan la cantidad de diabéticos condenados a dietas aburridas hasta la deseperación, porque piensan que su dieta es restrictiva a la mala.

Déjeme explicarle la dieta. La dieta del diabético no consiste en suprimir el azúcar y comer todo lo demás. El juego del diabético consiste en evitar que los alimentos se conviertan rápidamente en glucosa. Los picos de glucosa después de comer son un desastre. Eso se controla cuidando lo que uno come. El azúcar o el pan blanco se convierten instantáneamente en glucosa. Tienen un índice glicémico alto. Las lechugas no se convierten en glucosa, porque no tienen casi carbohidratos. Tienen un índice glicémico bajo. Estas indicaciones le darán una pista.

  • Muchas verduras, frutas y legumbres. Las verduras, en cualquier cantidad y las frutas con alguna mesura son las mejores amigas del diabético. Aún las frutas que parecen dulces, en general tienen tanta agua, que los carbohidratos están diluídos. Las legumbres contienen carbohidratos de conversión lenta en glucosa. Este es el centro de la comida para diabéticos. Todo vale!
  • Tubérculos, con moderación. A mitad de camino entre las verduras y las harinas, las papas tienen un índice glicémico bastante alto. Tortillas españolas para diabéticos, no hay. Los camotes o boniatos y las yucas son mucho más amistosas. La cáscara retarda la conversión en glucosa: buena idea.
  • Harinas, sólo integrales y en cantidad moderada. Las harinas refinadas están fuera. Son hasta peores que el azúcar. Las harinas integrales, en postres, panes o pastas se convierten despacio en glucosa y son tolerables con moderación. Los cereales enteros o sin moler
  • Pocas grasas animales. Muy pocas. Mejor pescado que pollo y mejor pollo que carnes rojas. Las grasas y las carnes no tienen carga glicémica, pero un diabético con colesterol alto y obesidad es una bomba de tiempo.
  • Grasas vegetales de buena calidad. Las grasas de buena calidad como el aguacate (palta), aceite de oliva y la canola ayudan con el colesterol, pero lo más importante para el diabético es que contribuyen a retardar la conversión de los carbohidratos en glucosa. Entre una pasta sin nada y una pasta con aceite de oliva, mejor siempre con aceite de oliva
  • Nueces, almendras, castaña, maní, contienen grasas pero no carbohidratos. Mientras no sean tantas como para cargarse de calorías, son una buena ayuda para el diabético porque sacian de la manera más inocente.
  • Poca azúcar, y sólo si forma parte de una preparación, nunca sola.. El gran reto de este HEMC será, creo, encontrar postres basados en edulcorantes sin carga glicémica. Los diabéticos los agradecerán.
  • Raciones pequeñas. Para cuidar el peso y para reducir la conversión de carbohidratos en glucosa, el diabético debe comer raciones pequeña

Estos son los principios. Si quieres ver muestras de comida para diabéticos llena de sabor, recorre las páginas de este blog. Encontrarás las explicaciones más sensatas que me he podido dar. Están muy viradas a los ingredientes que tenemos en el Perú, y a veces los nombres de las cosas te pueden resultar incomprensibles. No te preocupes, a mí me pasa lo mismo. Y si tienes dudas antes de mandar una de tus deliciosas recetas, escríbeme y te contestaré rapidísimo. Gracias.

Nota sobre el hemc

Todos los meses la Olla Suiza convoca a los blogeros en español a enviar recetas con un tema determinado. La más reciente fueron tomates. Antes hubo melocotones, dieta para celíacos, soya, legumbres… en fin, una cada mes desde 2007. Es una de las instituciones centrales de los blogs culinarios en español. Don Lucho está orgullosísimo de ser el anfitrión del hemc de octubre 2008: recetas aptas para diabéticos.

http://donlucho.com/


Related Posts with Thumbnails